Beethoven

Por: Martha Goenaga

Sturm und Drang

En 1770, la Ilustración en Alemania entra en crisis. Frente al racionalismo francés, surge el “sentimentalismo” germánico. De lo objetivo se pasa a lo subjetivo, y se produce un movimiento llamado Sturm und Drang (Tormenta e Ímpetu), que constituye una de las épocas más notables de la literatura alemana. Este movimiento tiene características importantes:

• La reflexión cede ante el instinto y el impulso.

• La razón cede ante la intuición y la imaginación.

• Sus lemas son: naturaleza, genio y originalidad.

Goethe und Schiller

Dos figuras literarias importantísimas que participan en este movimiento, son Johann Wolfgang von Goethe (1749-1832), poeta, novelista, dramaturgo, filósofo de la naturaleza, diplomático y funcionario público; y Johann Christoph Friedrich von Schiller (1759-1805), poeta, filósofo, historiador, médico y guionista. Ambos subordinan la racionalidad ante los caracteres pasionales, al estilo Shakespeariano. En 1774, Goethe escribe su primera novela de fama mundial, “Las Cuitas del Joven Werther”. En 1781, Schiller escribe su drama en cinco actos, “Los Bandidos”. Ambas obras presentan las características inconfundibles del movimiento Sturm und Drang – la sensibilidad en los jóvenes que huyen de la banalidad de las grandes ciudades, el ansia de libertad, el gusto por la melancolía, los sentimientos exagerados, un profundo idealismo, una pasión desmedida y la soledad final –

“Los poetas crean su propio mundo revisando los valores aceptados, convirtiendo el subconsciente en objeto de estudio, y lo sobrenatural en moda” .

faust

El Sturm und Drang exalta la naturaleza del ser humano, los sentimientos y la individualidad, pues no se puede concebir la existencia de una ley que esté por encima del‘sentir’ del individuo. Los artistas se expresan de acuerdo a su naturaleza y los músicos pueden llegar a grandes extremos de emoción y virtuosismo. Se olvida la métrica y surge el genio. Se plantea la posibilidad de cambiar de una emoción a otra dentro de la misma pieza musical, en contra de la idea de que la emoción debe permanecer igual a lo largo de toda la obra. Esto da pie a que se inicie en el campo musical algo que posteriormente la época romántica habrá de desarrollar – la libertad de estar conmovido, para conmover –.

No sólo las palabras pueden expresar las emociones, sino que el arte puede expresarse más allá de las palabras. Una forma musical que refleja perfectamente este sentir es la fantasía, porque se trata de una expresión directa de los sentimientos, parecida a una improvisación, sin forma definida; y producto, sin censura, del genio creador. Carl Phillipe Emmanuel Bach, hijo de Juan Sebastián Bach, un exponente importante del Sturm un Drang, dice al respecto: “Hacer fantasías – improvisar – parece ideal para la expresión de los afectos; en cambio el esquema de compases fijos es una forma de obligación y fuerza. Como se puede observar en los recitativos con acompañamiento, hay que cambiar muchas veces el tiempo y el compás para emocionar y tranquilizar en pocos momentos los distintos afectos….”

Las composiciones de Mozart que participan del Sturm und Drang, están concebidas de manera distinta. Resultan incomprensibles para los vieneses, por su incapacidad de reconectarse con sus instintos, su intuición y sus pasiones, tan ajenos al Clasicismo y a la Ilustración. Como ejemplo de lo anterior, está su último cuarteto de cuerdas dedicado a Haydn, No. 19 K. 465, que ha sido llamado ‘El Cuarteto de las Disonancias’:

“Debe su nombre a su lenta y tensa introducción, llena de armonías no resueltas sobre una línea de chelo palpitante. Muy pronto, este desorientador Adagio da paso al brillante primer movimiento, donde el primer violín sobresale cantando la frase corta del tema principal, que los demás instrumentos pronto imitan en contrapunto. Introduce una segunda melodía más agitada y una tercera en tresillos todos seguidos de un breve desarrollo. El primer tema regresa, con un menor reparto, dominando los procedimientos hasta la recapitulación que mitiga el complicado cuarteto y la exposición regresa pero sin el bagaje de la introducción disonante” .

La emoción que transmite esta obra cambia en todo momento, hasta llegar a la resolución final – la madurez – de un Mozart iluminado, similar a las emociones humanas en constante cambio y proceso de crecimiento y evolución. La dedicatoria de este cuarteto a Joseph Haydn resulta reveladora:

“Esta obra es fruto de un largo y penoso trabajo”.

Por la exageración de la reacción del Sturm und Drang, pronto se apaga. Termina alrededor de 1789 cuando da comienzo la Revolución Francesa, ya que ésta vuelve a dar mayor importancia al pensamiento y el arte recupera su función pedagógica como objetivo principal; pero de las cenizas del movimiento nace el Romanticismo.

El inicio del Sturm und Drang es revelado en la carta del 22 de octubre de 1770 a las 8:00 am, levantada con las coordenadas de Bonn, Alemania.

Sturm und Drang CN

Dar click en la imagen para ampliar

Ese día, Urano en 14º de Tauro hace cuadratura a Saturno en Leo, cambiando lo convencional por lo innovador y vanguardista, lo organizado por lo inesperado y lo establecido por lo desconocido. Saturno en quincuncio a Plutón, debilitado en una casa cadente y en detrimento, pierde la batalla contra Urano, poderosamente angular en conjunción al Descendente, en gran trígono con Neptuno y Plutón.

Hay un Stellium en Sagitario, donde participan la Luna, Venus, Júpiter y la Parte de Fortuna en casa 2, finalizando la casa con la presencia de Plutón en Capricornio. Los planetas, en orden de aparición, van indicando los cambios de valores, pasando por la Luna, las emociones; Venus, el arte; Júpiter, la expansión; y rematando con Plutón, la muerte de viejas formas y el nacimiento de nuevas.

Neptuno en 13º de Virgo y Plutón en Capricornio, forman un gran trígono de tierra con Urano en Tauro. Los planetas exteriores en el elemento tierra, producen un cambio colectivo en la conciencia humana.

Neptuno en cuadratura al Stellium en Sagitario. Indica la intensidad del movimiento, la carencia de fundamentos sólidos o la confusión de las personas que, identificadas con la época pasada, no están dispuestas o listas para aceptar el cambio. Esta configuración representa lo volátil del movimiento.

Marte en 1º de Cáncer, hace trígono a Mercurio Rx en Escorpio. El carácter pionero y la motivación de Marte influyen en las ideas de Mercurio, los dos en el elemento agua, a favor del “sentir” y en contra de la rigidez de las formas.

El Sol en 28º Libra en casa 12, es influenciado por la energía misteriosa que confiere la Vía Combusta a los planetas, similar al ‘Triángulo de las Bermudas’ en el océano Atlántico.

Sólo dos meses después del inicio del Sturm und Drang, nace un genio incomparable que lleva la música a terrenos insospechados; a los músicos los coloca en un lugar de honor; y la fuerza de su legado musical es tan grande que ningún músico posterior a él, puede sustraerse a su influencia. Es considerado el último de los Clásicos y el primero de los Románticos. Su nombre es Ludwig van Beethoven.

Beethoven

LUDWIG VAN BEETHOVEN, nace el 16 de diciembre de 1770, a las 2:55 am en Bonn, Alemania .

¡Sagitario!… ‘fuerza’ sería la palabra clave para describir su música. Beethoven fue un genio sin paralelo. Su vida, su música y su personalidad tendieron un puente entre el gusto clásico y el romanticismo, el formalismo y el subjetivismo, el antiguo régimen y la nueva situación sociopolítica surgida de la Revolución Francesa. Hosco, burdo y auténtico, con una grandeza de alma incomparable y un carácter infernal, Beethoven fue el primer músico en independizarse y triunfar.

La infancia de Beethoven fue desdichada. Su padre, un hombre violento y alcohólico, músico mediocre celoso de su talento, lo golpeaba constantemente y lo obligaba a estudiar sin descanso, con la intención de convertirlo en un niño prodigio al estilo de Mozart. Su madre, una mujer de origen muy humilde a quien amaba profundamente, murió cuando él tenía solo 17 años.

La vida de Beethoven estuvo plagada de enojo, frustración y rebeldía. En su temprana juventud, fue un concertista extraordinario con grandes dotes de improvisación. Sus poderosas manos y la fuerza con la que embestía el teclado, le valieron el reconocimiento y la aclamación del público. A los 27 años, su incipiente sordera lo obligó a dejar el concertismo y a apartarse de las personas que amaba, para vivir una vida solitaria y de gran amargura. A los 35 años perdió el oído por completo.

Es difícil saber si Beethoven se quedó sordo para aislarse del mundo y comulgar con lo divino, o si su comunión con lo divino, lo dejó sordo y lo aisló del mundo.

Al correr de los años, Beethoven olvidó el registro de la voz humana, no así los sonidos de la naturaleza. Los seres humanos lo fueron decepcionando uno a uno, entre ellos Napoleón, a quien dedicó originalmente su Tercera Sinfonía, pero al saber que se había autoproclamado emperador, rompió la dedicatoria y escribió “la Sinfonía Heroica, compuesta para festejar el recuerdo de un gran hombre”. Alguna vez pensó en suicidarse, pero lo detuvo la convicción de que tenía una misión importante que cumplir – un legado musical que dejar para la posteridad –.

Beethoven es un perfecto ejemplo de Sagitario por su necesidad de innovar, su imprudencia, su dominio de las reglas y estructuras musicales para luego romperlas. Sus relaciones amorosas nunca prosperaron. Sus amores eran imposibles y cuando “la amada inmortal” estuvo dispuesta a dejarlo todo por él, no tuvo el valor de comprometerse. Desfogaba sus frustraciones con prostitutas y le pegaba a las mujeres que le servían. Heredó la patria potestad de un sobrino, a quien llevó al borde del suicidio, a pesar de amarlo profundamente.

Beethoven traspasó límites y cruzó fronteras. Sus últimas composiciones, la Novena Sinfonía y la Misa Solemnis, son “cósmicas”. Sus últimos cuartetos y sonatas – vanguardistas y complicados – fueron rechazados en su época, y aún ahora, son difíciles de comprender.

Beethoven está considerado una de las tres B grandes de la música, junto con Bach y Brahms. Un héroe trágico dispuesto a enfrentarse y dominar el destino”.

CARTA NATAL de LUDWIG VAN BEETHOVEN. 16 de diciembre de 1770 a las 2:55 am en Bonn, Alemania:

Sturm und Drang CN

Luna, Mercurio y Sol en Sagitario en casa 2, donde se refleja la autoestima: la convicción de sus grandes recursos como músico/creador y sus carencias como ser humano; personificando la historia de Quirón, escindido entre la parte sobrehumana/luminosa y la parte subhumana/oscura.

Júpiter en Capricornio en la cúspide de casa 3: la decepción del padre que no cumplió con sus expectativas, o él, que no cumplió con las expectativas de su padre. Su dispositor, Saturno en Leo en el MC, en una posición poderosa de autoridad, pero en detrimento y retrógrado, nos hace pensar en un padre déspota y prepotente, que pretendió robar su luz.

Venus en Capricornio en conjunción a Lillith en Acuario, en casa 3, como regente de casa 7: el escoger mujeres, en su mayoría alumnas, ‘prohibidas’ por tener una posición económica/social superior a la de él, o porque viven en la tradición y el patriarcado, ya sea del padre o del marido. Los demonios que despierta el arte en él, las luchas de poder, el miedo al rechazo y la impotencia ante la sordera.

El sextil de Venus a Quirón en Piscis en casa 5, representa el dolor permanente de no poder disfrutar de los placeres de la vida, del aplauso y del reconocimiento. Autonombrarse víctima del amor, cuando en realidad sucede lo contrario. Las heridas que sana con la música.

El Nodo Norte en Escorpio en casa 1 es doloroso, porque las lecciones que vinimos a aprender a esta vida, están presentes en el personaje mismo que representamos ante los demás. Vivencias de infancia que nos producen ira incontrolable, junto con sentimientos de inadecuación y desprecio.

El gran trígono de tierra que involucra a Urano en casa 7, a Neptuno en casa 10, y a Plutón en casa 3, evoca la totalidad dentro de los límites de la materia. Música escrita para dioses, interpretada por seres humanos. Neptuno en Virgo (perfección/genialidad/exigencia), Plutón en Capricornio (tradición/herencia/poder) y Urano en Tauro (amor a la naturaleza en libertad).

Marte retrógrado en Géminis en casa 8, la casa del inconsciente. Representa las huellas dolorosas de una infancia de abuso, rencores, resentimientos e impotencia; la lucha de un guerrero joven en una batalla desigual contra un padre autoritario, poderoso y cruel.

La T-cuadratura mutable, entre Marte en casa 8, Mercurio/Sol en casa 2 y Quirón como punto focal en casa 5: Quirón representa la comprensión del dolor ajeno a través del propio. La T-cuadratura es el símbolo del eterno descontento que nos mantiene en una búsqueda permanente que nunca podemos resolver.

Urano en Tauro en conjunción al Descendente: la incapacidad de entablar una relación estable. Vivir el dilema entre la necesidad de cercanía y el ansia de libertad.

El Stellium en Sagitario/Capricornio, en casa 2/3: el énfasis en valores, recursos y familia – los grandes temas en su vida –.

Las Estrellas Fijas en la Carta Natal de Beethoven y su significado:

ACULEUS en conjunción a Mercurio: resistir ataques pero triunfar.

BETELGEUSE en paralelo a Neptuno: éxito sin bloqueos.

TOLIMAN en conjunción al Nodo Norte: aprender lecciones de vida.

ALCYONE en conjunción al Nodo Sur: místico pero con censuras.

Las Partes Árabes en la Carta Natal de Beethoven:

Parte del Esposo en conjunción al Nodo Sur en 26ºTauro08’. Un papel que nunca representó.

Parte de la Traición en oposición a Venus en 26ºCáncer43’. Sus vivencias con las mujeres justificaron ‘la traición’, ya sea de él hacia ellas o de ellas hacia él.

Parte de los Hijos en conjunción al Nodo Norte en 27ºEscorpio05’. Nunca pudo cumplir con ese anhelo, como parte de su misión y aprendizaje.

Parte de la Madre en oposición a Quirón en 23ºVirgo26’. El dolor siempre presente de la muerte prematura de su madre.

Parte de Avances Inesperados conjunción Plutón en 17ºCapricornio04’. Hubo muchos en su vida. Plutón estuvo siempre presente.

Parte de la Enfermedad en conjunción a Neptuno en 13ºVirgo53’. Hizo su aparición próxima a su muerte.

Parte de la Muerte en 26ºAries56’. Se revela precisamente cuando ocurrió.

SU OBRA:

Fraternidad, libertad y verdad fueron sus ideales. Su gran determinación lo ayudó a superar los grandes obstáculos que encontró en su camino. Ya próximo a la muerte, logró identificarse con una fuerza superior y a rendirse ante el diseño divino. De acuerdo al musicólogo Wilhelm von Lenz, los cambios profundos que ocurrieron en la vida de Beethoven, junto con el escenario de luchas ideológicas entre los partidos del antiguo régimen y los defensores del nuevo sistema liberal, hicieron que su obra se dividiera en tres periodos.

Resulta interesante analizar esos periodos con la técnica medieval llamada Firdaria, de acuerdo a los planetas responsables de las distintas épocas de su vida.

El Periodo de Bonn, inicial o de formación, con una fuerte influencia de Haydn y Mozart. Sus composiciones presentan rasgos clásicos, algunas de ellas con indicios románticos. Principia en 1790 (el 16 de diciembre de 1790 empieza el período de Júpiter en Firdaria) y finaliza en 1802.

Progresiones secundarias al 16 de diciembre de 1790:

Beethoven Prosec 1790

• Hay un stellium progresado en Capricornio en casa 3 natal – Júpiter, Sol, Plutón, Lillith, Venus y Mercurio –. Capricornio pone los cimientos para el futuro. En esta configuración están representados su capacidad de crecimiento, brillo, transformación, rebeldía, corazón y cabeza.

• Sol progresado en Capricornio en quincuncio a Saturno progresado en Leo, en recepción mutua. La necesidad de matar al padre, para integrarlo en él mismo.

• La Luna progresada en Virgo, en conjunción aplicativa al MC progresado, en un gran trígono menor con Júpiter progresado en Capricornio y el Ascendente natal en Escorpio como punto focal. El conocimiento profundo del camino que decide emprender, a pesar de los obstáculos que pudiera encontrar en el camino.

Analicemos a Júpiter natal, el planeta por Firdaria, responsable del cambio: En cuanto a dignidades o debilidades esenciales, Júpiter tiene una calificación de 0 en astrología medieval. Funge como almuten de la carta (según Omar), de la profesión y de la Luna:

Beethoven Medieval CNBeethoven Firdaria CN

• Júpiter natal está en Capricornio en la cúspide de casa 3, dispuesto por Saturno en Leo en casa 9, que a su vez está dispuesto por el Sol en Sagitario en casa 2. Aquí hay una especie de triple recepción entre el Sol, que está en el reino de Júpiter; Júpiter, que está en el reino de Saturno; y Saturno, que está en el reino del Sol. Los tres planetas son significadores del padre, representado por las expectativas de expansión, la disciplina implacable y la autoridad inamovible.

• Júpiter natal, por estar debilitado por posición y esencia (cadente y en caída), no da lo que promete.

El Periodo de Madurez (también llamado El Periodo Vienés), comienza en 1802 (el 16 de diciembre de 1802 empieza el periodo de Marte en Firdaria) y finaliza en 1812. Es reconocido como el mejor pianista y compositor para piano de su época. Se sitúa a la altura de Haydn y Mozart como sinfonista.

Progresiones Secundarias al 16 de diciembre de 1802:

Beethoven Prosec 1802

• Continúa el Stellium progresado en Capricornio en casa 3 natal, pero la Luna, Lillith y Mercurio ya avanzaron a Acuario. Empieza a dejar atrás las reglas y a hacer aportaciones atrevidas y vanguardistas; incursiona en terrenos nuevos, prohibidos hasta entonces; se atreve a modificar e innovar.

• Mercurio progresado a 13º de Acuario en casa 3 natal, está a sólo 1º de hacer el trígono a Marte progresado en casa 8 natal. Mercurio en Acuario está en un signo progresista, motivado por Marte, pone las ideas de acuerdo con la acción.

• Marte progresado en quincuncio a Venus progresado en Capricornio. La incapacidad, cada vez más acentuada, de relacionarse con las mujeres.

• Marte progresado está a sólo 1º de hacer el sextil a Saturno natal en Leo. Acción y disciplina, esfuerzo y valor. Trata de obtener el brillo del Sol a través de la acción del malhumorado Saturno.

• El Sol progresado a 26º de Capricornio en conjunción a Venus natal. Hay varias relaciones efímeras con mujeres en la vida de Beethoven. Esta época marca el nacimiento y muerte de varios romances fugaces.

• Mercurio progresado en 13º de Acuario, hace un quincuncio a Neptuno natal. Confusión en su vida cotidiana, a cambio de una gran inspiración. Analicemos a Marte natal, el planeta por Firdaria, responsable del cambio. En cuanto a dignidades y debilidades esenciales, Marte tiene una calificación de -5 en astrología medieval. Funge como almuten de los hijos, de los viajes, de los amigos y del Ascendente:

• Marte natal, a 22ªGem39’ Rx en casa 8, forma parte de una T-cuadratura mutable con Mercurio/Sol en Sagitario en casa 2, y Quirón como punto focal en Piscis en casa 5. Un planeta retrógrado en casa 8 nos maneja inconscientemente; la T-cuadratura con Mercurio/Sol y Quirón como punto focal, habla de su infructuosa búsqueda del placer de vivir; la frustración de no tener hijos, que sólo su creatividad compensa. El recuerdo de las heridas que dejó su relación con el padre.

• Mercurio, dispositor de Marte, está en Sagitario en casa 2, combusto por el Sol. La debilidad de Mercurio (por exilio, combustión y oposición a Marte) en la casa de los valores, nos muestra heridas insalvables en su seguridad y autoestima.

El Periodo de los Años Difíciles, empieza en 1812 (el 16 de diciembre de 1812 empieza el periodo del Nodo Sur en Firdaria) y termina en 1827, con su muerte. Esta época está marcada por los problemas de salud y sordera total. Componer le supone un esfuerzo mayor. La orientación es hacia un nuevo estilo en los albores del Romanticismo.

Progresiones secundarias al 16 de diciembre de 1812:

Beethoven Prosec 1812

• El Nodo Sur progresado a 23º de Tauro en casa 7 y el Nodo Norte progresado en Escorpio en casa 1, forman una T-cuadratura fija con Mercurio progresado en Acuario en casa 4. La memoria del pasado, la frustración de no tener una compañera, y el prospecto de un futuro incierto y sin esperanza, hacen aparición en su vida cotidiana y en su hogar.

• El Ascendente progresado a 5º de Sagitario a principios de casa 2, nos habla de nueva jerarquía de valores, dejando atrás los deseos de Escorpio, para enfocarse a lo divino y trascendente.

• Venus y Júpiter progresados a 11/12º de Capricornio, hacen trígono a Urano natal en Tauro en casa 7. Esta fue la época cuando se quedó con la patria potestad de su sobrino, Karl, acentuando los problemas que ya tenía con su cuñada. Sin mala intención, maltrató psicológicamente a Karl, exigiéndole lo inalcanzable. El espejismo de los benéficos en casa 3, le dio momentáneamente la ilusión de tener una familia.

Analicemos al Nodo Sur natal, el símbolo por Firdaria, responsable del cambio.

• El Nodo Sur natal en 26ºTau30’ en casa 7, en quincuncio al Sol natal, forma un gran trígono menor con Venus, su dispositor, y Quirón en Piscis; nos habla de la herencia artística de su familia, de la cual se aparta mediante sus creaciones musicales. A las mujeres las adora o las maltrata, representando el papel de verdugo o redentor, de acuerdo a los tránsitos que recibe Quirón en Piscis.

Otro aspecto relevante del inicio de la tercera época de Beethoven, es que justamente coincide con los 42 años, edad que marca la crisis de la mediana edad, cuando los planetas en tránsito hacen aspecto a sus posiciones natales: Saturno hace oposición a Saturno natal, Urano hace oposición a Urano natal, Neptuno hace cuadratura a Neptuno natal y Plutón hace sextil a Plutón natal. Cada planeta tira para un lado diferente – Saturno busca mayor responsabilidad y madurez; Urano busca mayor libertad y autonomía; Neptuno busca mayor espiritualidad y trascendencia; y Plutón busca transformación, muerte y resurrección de la energía – Esto genera confusión, presión, inquietud y dolor. Sucede a menudo que las decisiones que tomamos a esa edad, resultan infundadas y equivocadas, trayendo como consecuencia, rompimientos innecesarios y cambios inútiles.

Entre las obras más famosas y trascendentes de Beethoven, se encuentran la Quinta Sinfonía y la Novena Sinfonía, compuestas con 16 años de diferencia. Aunque es difícil definir una época con exactitud, podríamos decir que la Quinta Sinfonía representa el Clasicismo y la Novena Sinfonía, el Romanticismo. Estas dos obras magnas, tienden un puente entre dos épocas.

LA QUINTA SINFONÍA:

Pertenece al Periodo de Madurez, su época de mayor gloria y reconocimiento; de rasgos clásicos, pero con su muy distintivo estilo personal. Lo excepcional de esta sinfonía, es que a partir de cuatro notas (una célula), que se repiten una y otra vez, edifica una obra de gigantescas proporciones, creando diferentes estructuras, caracteres y matices. Por esa habilidad ‘edificadora’, a Beethoven se le conoce como ‘el ingeniero de la música’.

Carta del estreno de la Quinta Sinfonía, levantada para el 22 de diciembre de 1808, a las 7:00 pm en Viena, Austria:

Beethoven estreno Quinta Sinfonia CN

Urano en tránsito en conjunción al Ascendente natal, le da a Beethoven la investidura como compositor, para estrenar su obra. Júpiter y Plutón en tránsito, a 3º de la cúspide de la casa 5 natal, representan la energía y determinación de compartir su creación con el público. Urano en trígono a la Luna en Piscis de ese día, habla de sorpresa y sensibilidad en su audiencia. Mercurio en tránsito en trígono a Saturno y el MC natales, es el detonador del evento. La Parte de Fortuna en conjunción al Nodo Sur en Tauro, casa 7, representa su trayectoria musical y la aprobación de sus amigos. Quirón en tránsito en cuadratura al Ascendente natal, revive nostalgias y vivencias en busca de sanación.

“LA ESPIRAL DORADA es una figura que se repite de muchas formas, en el caracol, las galaxias, el ADN. La quinta sinfonía se va desarrollando a través de la espiral dorada. Se dice que las espirales representan la energía que genera el corazón cuando ama. Las medidas de una forma piramidal se obtienen de la proporción áurea” .

Como mayor prueba de su genialidad, Beethoven imprime a sus sinfonías nones un carácter más sobrio y profundo, mientras que a las pares, un carácter más ligero y jovial.

LA NOVENA SINFONÍA:

Durante el Periodo de los Años Difíciles, el 7 de mayo de 1824, (el 16 de diciembre del mismo año, entra por Firdaria el periodo de Venus), en el Teatro de la Corte Imperial de Viena, se estrena La Novena Sinfonía de Beethoven, una de las obras musicales más aclamadas de todos los tiempos. Han transcurrido más de 10 años desde que el autor estrenara la Octava Sinfonía. Hay muchas expectativas. Nadie quiere perderse el estreno.

Beethoven invierte siete años de arduo trabajo en componer la Novena Sinfonía, por un encargo de la Sociedad Filarmónica de Londres en 1817. En 1793 había leído “La Oda a la Libertad” escrita por Schiller, que debido a la censura cambia por “La Oda a la Alegría”, y desde ese momento decide musicalizarla.

Beethoven no puede dirigir el estreno por su sordera. En consecuencia, dirige Michael Umlauf, con quien comparte el escenario. Sigue la partitura dirigiendo con sus manos, imaginando en su mente los sonidos que los demás escuchan y él no. Al final de la ejecución, no se percata de que terminó, hasta que uno de los músicos de la orquesta lo gira hacia el público, para que vea las manos que aplauden y los pañuelos que se agitan en el aire. Es la última vez que aparece en público.

Lo más asombroso, es que compone la Novena Sinfonía estando completamente sordo, apoyando su oreja sobre la tapa del piano para sentir la vibración mientras sus dedos recorren el teclado. Veinte años antes había enviado a sus hermanos una carta que se conoce como el Testamento de Heiligenstadt, donde habla de su desesperación por lo injusto que le parece que un músico se quede sordo. Él, que pensaba que ‘la música es una revelación más elevada que toda la sabiduría y filosofía del mundo’.

La carta del estreno de la Novena Sinfonía está levantada para las 6:00 pm del 7 de mayo de 1824, en Viena, Austria:

Beethoven estreno Novena Sinfonia CN

Neptuno en tránsito estimula el derroche de energía del punto medio Júpiter/Plutón a través de la música. Urano en tránsito en conjunción a Plutón natal, revolucionan la estructura previa de las sinfonías. La Luna Negra y La Parte de Fortuna en tránsito, en trígono a Marte natal, le dan la motivación y el valor para enfrentar un nuevo reto. Venus en tránsito – el arte, el amor por la belleza y las proporciones áureas – engalana al Sol natal y sirve de detonador al estreno. Quirón en tránsito en trígono a Saturno y al MC natales, sana heridas previas a la imagen pública y proyección profesional de Beethoven. Saturno en tránsito en trígono a Venus natal, da estructura a la obra – la introducción, el desarrollo, el coro, la apoteosis del final – Júpiter en tránsito exaltado en Cáncer, en trígono al Ascendente natal, da trascendencia e inmortalidad al personaje de Beethoven.

“La Novena Sinfonía de Beethoven es la realización de la libertad musical, la rotura de moldes y esquemas previos que han constreñido la música hasta entonces. Muchos musicólogos consideran que es la obra que da inicio al Romanticismo” .

Innovaciones de la Novena Sinfonía :

• El uso de instrumentos de percusión.

• El incluir la parte coral del 4º movimiento, que por su grandeza se ha convertido en la actualidad, en el Himno no oficial de la Unión Europea.

• El crear la primera sinfonía coral, cuya forma se utiliza posteriormente con frecuencia durante el Romanticismo.

• El tender un puente entre el estilo clásico y el estilo romántico, rompiendo el esquema cerrado de las formas musicales para adaptarlas a la incipiente libertad individual.

• El lograr el acercamiento de la música clásica a las clases populares.

• El marcar una duración de 74 minutos para las sinfonías del futuro.

Veamos la belleza del mensaje de la Oda a la Alegría, analizando una parte del texto:

Alegría bella, chispa divina,

hija del Eliseo.

Penetramos ardientes de embriaguez,

oh celeste en tu santuario.

Tus encantos atan los lazos

que la rígida moda rompiera.

Y todos los hombres serán hermanos

bajo tus alas bienhechoras

“La Novena Sinfonía refleja lo elevado y solitario, el sentido plástico, la emergencia del destino, la visión diferente en la afirmación de la vida, el macabro humor y el himno dionisiaco del gran finale” .

El 26 de marzo de 1827, a sólo tres años del extraordinario estreno de la Novena Sinfonía; después de largos meses de dolores abdominales; frustraciones con sus últimos cuartetos, incomprendidos por los vieneses; el intento de suicidio de su sobrino; y problemas económicos; muere Ludwig van Beethoven.

La carta de la muerte de Beethoven está levantada el 26 de marzo de 1827, a las 5:45 pm en Viena, Austria:

 

Beethoven muerte CN

 

Neptuno en tránsito (Neptuno natal está en conjunción a la Parte de la Enfermedad), en conjunción a Plutón natal (en conjunción a la Parte de Avances Inesperados), conduce a Beethoven hacia un nuevo paradigma. Urano en tránsito en conjunción a Venus natal (en oposición a la Parte de la Traición) y sextil al Nodo Norte (en conjunción a la Parte de los Hijos) en casa 1, lleva su arte a otros planos de manifestación. Venus en tránsito (en cuadratura a la Parte de la Muerte), en conjunción al IC natal, orígenes y fnales, lo dirige hacia final y un nuevo comienzo. La Luna en tránsito arebata su alma al Quirón natal (en oposición a la Parte de la Madre) en casa 5. Quirón en tránsito en trígono al Sol, sana viejas heridas. La Luna Negra en tránsito, en conjunción a Marte natal de casa 8, da por terminada la lucha, la rebeldía y la inconformidad de toda una vida de sufrimiento, enojo y frustraciones. Neptuno en quincuncio a Saturno y al MC natal, abre el umbral hacia una nueva realidad.

Entre las 4 y 5 de la tarde del 26 de marzo de 1827, se produce en Viena una fortísima tormenta de nieve y granizo. A las seis menos cuarto, un relámpago ilumina la habitación. Beethoven abre los ojos, levanta la mano derecha y, con el puño cerrado, feroz y amenazante, fija durante unos segundos su mirada en lo alto. Cuando su mano cae sobre el lecho, su corazón ha dejado de latir” .

Bibliografía: www.elrincondelvago.com http://www.geocities.com/Vienna/8762/Musica/LvBeethoven.htm utilizé http://alipso.com/monografias/beetho/ http://www.geocities.com/Vienna/8762/Musica/LvBeethoven.htm

La influencia de Goethe y Schiller en la música es decisiva. Goethe escribe el libreto de la ópera Fausto, Schiller el de la ópera Guillermo Tell y la Oda a la Alegría de la Novena Sinfonía de Beethoven. www.wikipedia.com.es

www.artehistoria.com

Fuente: Historia de la Música. Módulo CPE Bach y el Sturm und Drang. Profesor Tomas Schmitt. Universidad de La Rioja.

https://musopen.org

Su fecha de nacimiento es discutible. Tuvo un hermano que se llamó igual que él y que murió al poco tiempo de que él naciera.  Al parecer, su padre le quitaba dos años, para promoverlo como niño prodigio al estilo de Mozart.

Almuten es una palabra árabe que significa ‘el vencedor’. Se refiere al planeta con mayor puntuación en una posición determinada.

www.batanga.com

www.batanga.com

César Noragueda, crítico artístico y articulista. Hipertextual.comwww.filomusica.com

www. hagaselamusica.com/clasica-y-opera/compositores/la-muerte-de-beethoven/